Redacción

Con dos horas 00 minutos y 25 segundo, el keniano Eliud Kipchoge se convirtió en el atleta con mayores posibilidades de superar el Desafío 2 o Breaking 2, que busca bajar la barrera de las dos horas en la distancia del maratón.

Kipchoge, campeón olímpico en Río 2016, fue el único de los tres convocados para el experimento organizado por la firma Nike en mantener el ritmo de competencia y acercarse al desafío en lo que se ha denominado el ‘Maratón más rápido de la historia’, desarrollado en el Circuito de Monza, Italia.

Los otros atletas involucrados en la prueba, que no es homologada por la Federación Internacional de Atletismo, fueron el etíope Lelisa Desisa y el natural de Eritrea, Zersenay Tadese.

En el lugar confluyeron científicos, doctores, especialistas del deporte, nutriólogos, biomecánicos y meteorólogos, además de los deportistas, con el fin de conseguir el reto de superar los 42 kilómetros 195 metros probando la tecnología de punta utilizada en las zapatillas Nike Zoom Vapor Fly 4%.