Foto: AFP

La demora de unos trámites podría modificar el calendario de los Juegos Olímpicos Río 2016. Los clasificados de esta disciplina, entre los que figura un peruano, están por ahora en la incertidumbre de saber si competirán en Brasil o no.

Las pruebas que corren el riesgo de quedarse fuera de Río son las ecuestres, pues los protocolos sanitarios que permiten el ingreso de equinos a Brasil aún no han sido aprobados. Dicho país tiene reglas muy estrictas en relación a este tema, sobre todo para animales provenientes de Estados Unidos, Canadá y Europa, pues aún existen infecciones letales que atacan a los caballos. El muermo es una de ellas.

Luiz Roberto Giugni, presidente de la Confederación Brasileña, dio a conocer el problema de manera pública luego de esperar la respuesta de las autoridades encargadas. El tiempo queda corto, pues la Federación Ecuestre Internacional ha dado plazo hasta el último día de octubre. Incluso ya tiene dos ciudades como sede alternativa en caso el problema continúe sin solución.

El cambio de sede no sería extraño para este deporte, pues para los Juegos Olímpicos Melbourne 1956 los caballos no pudieron ingresar a Australia debido a las rígidas normas de cuarentena. Entonces se decidió hacer las pruebas ecuestres en Suecia, cinco meses antes de que iniciase la cita olímpica.

El Perú tiene un clasificado para este deporte. Se trata de Alonso Valdez, quien consiguió el boleto en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 al quedar entre los seis primeros en la modalidad de saltos.