Escribe: Allison Gamarra

Las entregaron sanas y las recibieron lesionadas. Este es el caso de cuatro chicas del equipo de voleibol de la Universidad San Martín de Porres que luego de jugar con la selección peruana atraviesan ahora por procesos de recuperación muy largos, situación que perjudica no solo al propio cuadro nacional sino también al club santo.

La USMP anunció que en los últimos días confirmó la ausencia de tres jugadoras importantes de su equipo titular: Maguilaura Frías, Leslie Leyva y Andrea Urrutia.

Urrutia, operada recientemente por la rotura del ligamento cruzado anterior de una de sus rodillas, pasa por una larga recuperación porque recién podrá jugar en seis u ocho meses. Frías, en tanto, también irá al quirófano al presentar un cuadro de fractura por estrés en el quinto metatarsiano del pie izquierdo. Leslie Leyva se encuentra en tratamiento por una inflamación de la articulación de la rodilla.

Estos tres casos se suman al de Daniela Uribe, operada por rotura del tendón del hombro, quien necesitará entre cuatro a seis meses de recuperación. En todos los casos, enfatiza el club santo, las lesiones se produjeron cuando las chicas jugaban con la selección (mayor, Sub 23 o juvenil).

Con la Liga Nacional a poco de empezar (noviembre), el equipo santo tendrá que echar mano de sus canteras para poder afrontar este y otros compromisos.