Foto: GSports.com.ec

Una de las competencias más importantes de la Fórmula Uno, programada para este fin de semana, podría verse afectada por los altos niveles de contaminación en Singapur, ocasionados por una serie de incendios forestales en Indonesia.

Estos accidentes provocaron una gruesa nube de esmog, que se mantiene varios días sobre Malasia y Singapur, lo que provocó que varios certámenes deportivos sean cancelados, pues el ambiente en el que se estaban realizando era poco saludable.

No obstante, los organizadores del GP de Singapur declararon que no tienen planeado modificar el programa de carreras de la competencia y seguirán de cerca la situación porque reconocieron que puede haber interrupciones, como ocurrió en otras pruebas de la F1.

En la Grand Prix de China, por ejemplo, una nube de humo se cernía sobre el circuito de Shangai debido a la cantidad de fábricas cercanas, mientras que en 2013 en el GP de la India se tuvo que retrasar la última sesión de entrenamientos ya que el helicóptero médico no pudo despegar por poca visibilidad.

Por ello, los organizadores anunciaron que en Singapur habrá máscaras a la venta para el público y que los puestos de atención médica estarán atentos a cualquier incidente.

De otro lado, esta carrera será decisiva para  el británico Lewis Hamilton, quien llega con 53 puntos de ventaja sobre su compañero y rival en la escudería Mercedes, Nico Rosberg, y tiene la oportunidad de obtener su tercera victoria en dicho circuito.