Compartir

 

Bajó del avión que lo trajo de Lausana, donde presidió la comitiva que postuló a Lima como sede de los Juegos Mundiales 2021, y subió al auto que lo llevó al Albergue Olímpico en la Videna. Ahí se vio cara a cara con los presidentes de las federaciones deportivas y recibió total respaldo por su gestión al frente del Comité Olímpico Peruano (COP).

Reconfortado, José Quiñones toma aire para continuar con su agenda: una reunión con el Ministro de Educación. En cinco minutos debe acudir a la cita y bajo la promesa de una charla más holgada y completa en días siguientes, nos dice antes de comenzar:

“Estoy muy agradecido (por el apoyo de las federaciones). Es una gran responsabilidad y seguiré adelante con esta tarea. Espero que Dios mediante, todo sea para bien”.

Su voz no se había escuchado luego de las denuncias hechas por el congresista Daniel Abugattás y en esta entrevista aclara, entre otras cosas, la supuesta desaparición de bicicletas compradas con dinero público y por qué el Instituto Peruano del Deporte (IPD) le ha dado la espalda al COP, llegando al extremo de negarse a cumplir con el compromiso de depositar fondos para pagar a los acreedores de los II Juegos Bolivarianos de Playa Huanchaco 2014.