Escribe: Allison Gamarra

Tras cuatro años de ausencia en el Gran Premio Nacional de Carreteras Caminos del Inca, el rally más importante de nuestro país, Roberto ‘Tito’ Pardo ha vuelto para cumplir uno de sus más grandes sueños: participar en esta carrera al lado de su hijo Francisco Pardo.

Luego de disputar la cuarta fecha del Inka Off Road, el reconocido piloto competirá, por primera vez, en la categoría Camionetas con su Volkswagen Amarok. “Era un sueño pendiente, que finalmente realizaremos. Él está tan emocionado como yo, estamos listos para esta competencia de gran envergadura”, señaló ‘Tito’.

Sobre la primera etapa cronometrada de la XLV edición del rally peruano, que se correrá este sábado 10, dijo: “La primera etapa nunca la he corrido, será muy diferente en esta competencia. Trataremos de ir buscando partes de tierra y escapando del asfalto, porque la camioneta está preparada para eso”, sostuvo el experimentado piloto.

Cabe resaltar que Roberto ya ha corrido en otras competencias con su hijo y han acumulado varias victorias, como el rally Cañete y el Campeonato Cross Country ACP 2014. No obstante, sentarse juntos para correr Caminos del Inca era una tarea pendiente.