Foto: Kathy Willens/AP

Escribe: Allison Gamarra

Lawrence Peter Berra, más conocido como “Yogi”, falleció ayer por causas naturales en su casa de Nueva York, a la edad de 90 años.

Berra fue una leyenda del béisbol, a lo largo de su carrera fue nombrado tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana, tuvo 15 apariciones consecutivas en el Juego de Estrellas y consiguió el récord de 10 títulos de las Series Mundiales con el New York Yankees, equipo con el que jugó 18 temporadas.

Sin duda “Yogi” fue el mejor cátcher (receptor) en la historia de los Yankees. Tras desempeñarse como jugador a lo largo de 2.120 partidos, fue entrenador y mánager de los Yankees, Mets de Nueva York y Astros de Houston.

Además de sus logros como deportista, también es conocido por sus célebres frases o “yogismos”, las cuales fueron recopiladas en: “El libro de Yogi. No he dicho todo lo que he dicho”. En las que sobresalen “el juego no se acaba hasta que se acaba”, “es un deja vu que se repite todo el rato” y “uno puede ver muchas cosas sólo con mirar”.

Miles de personas en el mundo lamentan su deceso, “Yogi Berra fue un estadounidense único, un miembro del Salón de la Fama y humilde veterano; un bromista legendario y profeta jovial”, afirmó el presidente Barack Obama a través de un comunicado. En su partido de hoy, los Yankees portarán el #8 en la manga izquierda de su uniforme, en honor a Berra.