Foto: Getty Images

Terminó el primer partido de la selección peruana de voleibol con su similar de Bulgaria por los cuartos de final del Mundial Sub 20 de Voleibol, que se juega en Puerto Rico. Otro 3-0 contundente de las ‘incaicas’ llena de esperanza a los aficionados. Un nuevo triunfo y la posibilidad de ser semifinalistas será real.

Con parciales 25-21, 25-21 y 25-12, el elenco que capitanea Ángela Leyva, la jugadora más valiosa del partido con 13 puntos, se sacó de encima a uno de los rivales que podía complicarle el objetivo con el que salió del Perú a fines de agosto: Llegar a la final del certamen.

Afiatado como equipo, con gran calidad defensiva, buen ataque y una capacidad de recuperación importante que le ha permitido corregir errores en momentos precisos, las blanquirrojas tendrán que superar mañana al Japón (6:30pm hora peruana) y esperar el choque con República Dominicana para ver quién queda primero.

¿Un sueño? ¿Un albur? Si se considera que la producción del sexteto va en aumento, las expectativas podrían volverse realidad. No por gusto la entrenadora Natalia Málaga ha reiterado que está feliz con lo conseguido pero espera más de su plantel.

“El equipo ha mantenido el equilibrio desde el comienzo del torneo y eso es bueno, pero no estoy a gusto. Los rivales son fuerte y tenemos que trabajar más por eso. Queremos hacer todo lo posible, crecer y estar en nuestro mejor nivel para llegar a la final”, dijo la DT al final del choque con Bulgaria.

Lo importante es que tiene un elenco parejo. Frente a las europeas pudo contar no solo con sus titulares: Leyva, Gómez, Valiente, Frías, Almeida y Canesa, sino también con Cristina Cuba, Nicole Abreu, Katherine Regalado y Dayana Rojas, además de la líbero Yomira Villacorta.

Todas cumplieron, unas más que otras, pero sumaron. Ahora queda trabajar para mantener el físico y la cabeza fría. Si se ubican entre las dos primeras del Grupo F irán a semis, donde se medirán con las dos mejores del E: Italia, Brasil, Serbia y Rusia. ¿Lo lograrán? Creemos que sí.