Desde Toronto

El resultado sorprendió a muchos, no solo a los peruanos, también a los extranjeros. La taekwondista Julissa Diez Canseco había sido derrotada por la colombiana Ibeth Rodríguez y se despedía en primera ronda de los Juegos Panamericanos Toronto 2015. En el imaginario deportivo peruano, era una medalla fija para nuestro país.

Lamentablemente en su primer combate cayó 1-7 ante la deportista de Colombia. La única forma de avanzar en el torneo era que Rodríguez derrote a la canadiense Ivette Young, esperanza difícil de mantener si se tiene en cuenta que la local es la tercera del mundo en la categoría -49 Kg. Como era de esperarse, la canadiense ganó y Julissa se despidió de estos Juegos.

OBLITAS POR POCO

Quien dio una gratísima y conmovedora sorpresa fue el joven Luis Oblitas. En la categoría -58 Kg. el taekwondista de 18 años tuvo un encarnizado duelo con el colombiano Harold Avella (26 años). Durante las tres rondas las patadas los llevaron a empatar a 15 puntos, siendo necesaria la definición por punto de oro.

Ahí, a pocos segundos del final, un contacto de Avella le permitió sumar un punto y asegurar su clasificación. El llanto de Oblitas era entendible, había hecho, quizá, la mejor pelea de su vida. Para seguir tomándolo en cuenta. El colombiano, al final, terminó colgándose la de bronce.

(Foto: TVC Starmedia)