Escribe: Kevin Bazán.

Las semifinales de la Liga Nacional Superior de Voleibol arrancaron este viernes con dos juegos que emocionaron a los miles de espectadores que abarrotaron las graderías del Eduardo Dibós, en las casi 3 horas que duró la jornada voleibolística.

El primer duelo lo protagonizaron USMP y la sorpresa del campeonato Regatas Lima. El conjunto santo dirigido por Juan Diego García supo sacar ventajas desde el inicio con orden y potencia y se llevó el juego por sets corridos de 25-18; 25-15 y 26-24.

Regatas Lima, dirigido por Paco Hervas, luchó hasta el final el último set y a pesar de estar en varios pasajes arriba en el marcador, no le alcanzó para mantener la ventaja y un mejor bloqueo del sexteto santo marcó la diferencia en los últimos 5 puntos.

En el partido de fondo se enfrentaron las escuadras de Deportivo Géminis y la UCV, quienes salieron a la cancha acompañadas de los niños de la Asociación Civil Soy Autista en un noble gesto de apoyo social a esta organización.

Gracias a un efectivo ataque, y con el regreso de una aguerrida Carla “Cotito” Rueda, el Deportivo Géminis se llevó el partido por 3 sets a 0, con parciales de 25-20; 25-21 y 25-20 y empezó a apagar el sueño del poeta de estar en la final. El conjunto dirigido por Natalia Málaga pagó caro el desorden en el juego que tuvo su equipo en el inicio del partido y del que no pudo recuperarse al 100%.

Las semifinales de vuelta de la LNSV se jugarán hoy en el Coliseo Eduardo Dibós y tanto Regatas como UCV están obligados a ganar y forzar un tercer partido si es que quieren seguir en su anhelo de llegar a las finales.