Ha conseguido la medalla de bronce en el Mundial Juvenil de Levantamiento de Pesas y además, ha demostrado que es el mejor de su categoría a nivel panamericano. Brandy López vuelve a subir al podio en la categoría 56 Kg. al lograr levantar un total de 230 kilogramos. Solo fue superado por el chino Zhixiang Lin (262 Kg.) y el vietnamita Tran Nguyen (260 Kg.).

Fuente: IWF
Fuente: IWF

Hace poco más de dos años Brandy dejó su casa en Moyobamba para mudarse a Lambayeque y entrenar en el Centro de Alto Rendimiento de Chiclayo, lugar donde las pesas peruanas han cimentado su fábrica de talentos.

Ahí, haciendo caso a los consejos de sus entrenadores, ha mejorado día a día hasta convertirse en el mejor de América. Así lo confirma el resultado obtenido en este Mundial, donde además se cobró la revancha ante el ecuatoriano Víctor Garrido. Es que en el Panamericano Juvenil realizado del año pasado en Lima, el pesista norteño se llevó la de oro en el acumulado.

Esta vez Brandy volvió a tener un duelo bastante especial con él, pero ahora salió victorioso. “Mi entrenador me dijo que es todo o nada y me subió cinco kilos de un movimiento a otro. Normalmente se sube de dos en dos o de tres en tres, pero confié en mí y en él y gracias a Dios lo pude lograr. Que el pueblo peruano nos apoye; ya no somos últimos, ahora conseguimos medallas”, nos cuenta.

Conozcamos un poco más de la historia y los sueños de un muchacho que dejó su casa para alcanzar sus objetivos.